jueves, 2 de octubre de 2008

Sancte Michael Archangele



Sancte Michael Archangele, defende nos in praelio. Contra nequitiam et insidias diaboli esto praesidium. Imperet illi Deus, supplices deprecamur. Tuque princeps militiae caelestis, Satanam aliosque spiritus malignos, qui ad perditionem animarum pervagantur in mundo divina virtute in infernum detrude.



Amen

sábado, 13 de septiembre de 2008

REGINA CAELI


Para el Tiempo Pascual"
Regína caeli, laetáre; allelúia.

R. Quia quem meruísti portáre; allelúia.

V. Resurréxit sicut dixit;; allelúia.

R. Ora pro nobis Deum; allelúia.

V. Gáude et laetáte, Virgo Maria; allelúia.

R: Quia surréxit Dóminus vere; allelúia.

Orémus Deus, qui per resurréctionem Fílii tui Dómini nostri Iesu Christi mundum laetificáre dignátus es, praesta quáesumus, ut per ejus Genetrícem Vírginem Maríam, perpétuae capiámus gáudia vitae. Per eúmdem Christum Dominum nostrum.


Amen.

viernes, 12 de septiembre de 2008

PATER NOSTER



Pater Noster, qui es in caelis
sanctificétur nomen Tuum,
adveniat Regnum Tuum,
fiat volúntas tua, sicut in caelo et in terra.
Panem nostrum cotidiánum da nobis hódie,
et dimitte nobis débita nostra,
sicut et nos dimittímus debitóribus nostris;
et ne nos indúcas in tentationem,
sed libera nos a malo.

jueves, 11 de septiembre de 2008

GLORIA



Gloria in excelsis Deo; Et in terra pax hominibus bonae voluntatis. Laudamus te. Benedicimus te. Adoramus te. Glorificamus te. Gratiam agimus tibi propter magnam gloriam tuam. Domine Deus, Rex coelestis, Deus Pater omnipotens. Domine Fili unigenite, Jesu Christe. Domine Deus, Agnus Dei, Filius Patris,. Qui tollis peccata mundi, miserere nobis.. Qui tollis peccata mundi, suscipe deprecationem nostram. Qui sedes ad dexteram Patris, miserere nobis. Quoniam tu solus Sanctus. Tu solus Dominus. To solus Altissimus, Jesu Christe. Cum Sancto Spiritu in gloria Dei Patris. A men.

miércoles, 10 de septiembre de 2008

CREDO




Credo in unum Deum,
Patrem omnipoténtem,
factórem caeli et terrae,
visibílium óminum et invisíbilium.
Et in unum Dóminum Iesum Christum Filium Dei unigénitum.
Et ex Patre natum ante ómnia saécula.
Deum de Deo, lumen de lúmine, Deum verum de Deo vero.
Génitum, non factum, consubtantialem Patri:
per quem ómnia facta sunt.
Qui propter nos hómines et propter nostram salútem descéndit de caelis.
Et incarnatus est de Spíritu Sancto ex María Vírgine et homo factus est.
Crucifixus étiam pro nobis: sub Póntio Piláto passus et sepúltus est.
Et resurréxit tértia die, secúndum scripturas.
Et ascédit in caelum: sedet ad déxtram Patris.
Et íterum ventúrus est cum glória, iudicáre vivos et mortuos:
cuius regni non erit finis.
Et in Spíritum Sanctum, Dóminum et vivificántem:
qui ex Patre Filióque prócedit.
Qui cum Patre et Filio simul adorátur et conglorificátur;
qui locútus est per Prophétas.
Et unam sanctam catholicam et apostólicam Ecclésiam.
Confíteor unum baptisma in remissiónem peccatórum.
Et exspécto resurrectiónem mortuórum.
Et venturi saéculi.
Amén

martes, 9 de septiembre de 2008

CONFITEOR



Confiteor Deo omnipotenti, beatae Mariae semper Virgini, beato Michaeli Archangelo, beato Ioanni Baptistae, sanctis Apostolis Petro et Paulo, et omnibus Sanctis, quia peccavi nimis cogitatione, verbo et opere: mea culpa, mea culpa, mea maxima culpa. Ideo precor beatam Mariam semper Virginem, beatum Michaelem Archangelum, beatum Ioannem Baptistam, sanctos Apostolos Petrum et Paulum, et omnes Sanctos, orare pro me ad Dominum Deum nostrum. Amen.

lunes, 8 de septiembre de 2008

AVE MARÍA



Ave María,
gratia plena,
Dominus técum;
benedicta tu in muliéribus ,
et benedictus fructus ventris tui Iesus .
Sancta María, Mater Dei ,
ora pro nobis pecatóribus
nunc et in hora mortis nostrae .
Amen.

jueves, 28 de agosto de 2008

ANIMA CHRISTI

Anima Christi, sanctifica me.
Corpus Christi, salve me.
Sanguis Christi, inebria me.
Aqua lateris Christi, lava me.
Passio Christi, conforta me.
O bone Iesu, exaudi me.
Intra tua vulnera absconde me.
Ne permittas me separari a te.
Ab hoste maligno defende me.
In hora mortis meae voca me.
Et iube me venire ad te, ut cum Sanctis tuis laudem te in saecula saeculorum.

Amen.

martes, 12 de agosto de 2008

Asuncion

La Asunción de María o Asunción de la Virgen es la creencia, de acuerdo a la Tradición y teología de la Iglesia Católica, de que el cuerpo y alma de la Virgen María fueron llevados al cielo después de terminar sus días en la tierra.
Este traslado es llamado Assumptio Beatæ Mariæ Virginis (Asunción de la Bienaventurada Virgen María) por los católicos romanos, cuya doctrina fue definida como
dogma (verdad de la que no puede dudarse) por el Papa Pío XII el 1 de noviembre de 1950. La Iglesia Católica ha celebrado esta fiesta en honor de la Virgen María, en Oriente desde el siglo VI y en Roma desde el siglo VII, celebrándose el 15 de agosto.

Historia

Sobre la muerte de la virgen maria no hay datos certeros bíblicos o históricos ni del lugar (algunos señalan Éfeso o Jerusalén) ni del modo.

Primeras referencias litúrgicas

La primera referencia oficial a la Asunción se halla en la liturgia oriental; en el siglo IV se celebraba la fiesta de "El Recuerdo de María" que conmemoraba la entrada al cielo de la Virgen María y donde se hacía referencia a su asunción. Esta fiesta en el siglo VI fue llamada la Dormitio (χοίμŋσις) o Dormición de María, donde se celebraba la muerte, resurrección y asunción de María. El emperador bizantino Mauricio decretó que la fiesta se celebrara el 15 de agosto en todo el imperio; conviene aclarar que sólo fijó una fecha, no “inventó” la fiesta, ya que ésta se celebraba desde antes.
Otro testimonio que evidencia la celebración la da San
Gregorio de Tours quien en su obra “De Gloria Martityrum” señala que ésta fiesta la celebraban en Jerusalén al final del siglo VI.

Relatos apócrifos

Los relatos apócrifos sobre la asunción de María aparecen aproximadamente desde el siglo IV y V. Siendo el más difundido y posiblemente uno de los más antiguos en el oriente bizantino el "Libro de San Juan Evangelista (el Teólogo)". Este y otros escritos apócrifos tuvieron gran influencia en diversas homilías y escritos de los oradores orientales, como por ejemplo Juan de Tesalónica, Juan de Damasco, San Andrés de Creta, San Germán de Constantinopla, entre otros. Si bien no tenían ni tienen carácter histórico, la Iglesia Católica vio en estos escritos el fondo teológico que existía y del cual los relatos eran expresiones adornadas.

La Asunción en Occidente
Debido a factores políticos y lingüísticos, ya que las relaciones con oriente eran tensas y el griego no se dominaba todavía, la doctrina de la Asunción de María no fue desarrollada sino hasta el siglo XII donde aparece el tratado Ad Interrogata, atribuido a San Agustín, el cual aceptaba la asunción corporal de María. Santo Tomás de Aquino y otros grandes teólogos se declararon en su favor. Pío V en el siglo XVI al momento de reformar el Breviario quitó las citas del "Seudo-Jerónimo" y las sustituyó por otras que defendían la asunción corporal.
Benedicto XIV señaló la doctrina de la asunción como pía y probable pero sin señalarla aún como dogma.
La influencia del libro llamado el Seudo-Jerónimo el cual ponía en duda si María fue asunta al cielo con o sin su cuerpo (aunque manteniendo la creencia en su incorrupción) hizo surgir la duda de si la asunción corporal estaba incluida en la celebración de la fiesta. A esto se sumó otro libro que gozó de fama entre los conventos y cabildos llamado el "Martirlogio" del monje Usuardo (quien murió hacia el año 875) el cual alababa la reserva de la Iglesia de aquella época que prefiriría no saber "el lugar donde por mandato divino se oculta este dignísimo templo del Espíritu Santo y nuestro señor el dios ".

El Dogma

En 1849 llegaron las primeras peticiones al Vaticano de parte de los obispos para que la Asunción se declarara como doctrina de fe, estas peticiones aumentaron conforme pasaron los años y años después cuando el Papa Pío XII consultó al episcopado en 1946 por medio de la carta Deiparae Virginis Mariae, la afirmación de que fuera declarada dogma fue casi unánime.
Así el 1 de noviembre de
1950 se publicó la bula Munificentissimus Deus en la cual el Papa, basado en la Tradición de la Iglesia Católica, tomando en cuenta los testimonios de la liturgia, la creencia de los fieles guiados por sus pastores, los testimonios de los Padres y Doctores de la Iglesia y por el consenso de los obispos del mundo como "Magisterio Viviente", declaraba como dogma de fe católica la doctrina de la Asunción de la Virgen María: Por eso, después que una y otra vez hemos elevado a Dios nuestras preces suplicantes e invocado la luz del Espíritu de Verdad, para gloria de Dios omnipotente que otorgó su particular benevolencia a la Virgen María, para honor de su Hijo, Rey inmortal de los siglos y vencedor del pecado y de la muerte, para aumento de la gloria de la misma augusta Madre, y gozo y regocijo de toda la Iglesia, por la autoridad de nuestro Señor Jesucristo, de los bienaventurados Apóstoles Pedro y Pablo y nuestra, proclamamos, declaramos y definimos ser dogma divinamente revelado: Que la Inmaculada Madre de Dios, siempre Virgen María, cumplido el curso de su vida terrestre, fue asunta en cuerpo y alma a la gloria celestial.

Significado de la Asunción en la enseñanza católica

En palabras del Papa Juan Pablo II:
Con la Asunción de María a los cielos se han realizado definitivamente en Ella los efectos de la única mediación de Cristo, Redentor del mundo y Señor resucitado: “todos revivirán en Cristo.Pero cada cual en su rango” (I Corintios.15,22-23)
La Asunción es don y gracia de Dios, María es la primera entre todos que ha gozado de los méritos de Cristo, es señal de esperanza para los creyentes en Cristo que en ella ven la certeza del paraíso. La glorificación de la cual María ya goza es la que espera a los fieles al final de los tiempos, estar en cuerpo y alma en el cielo.

miércoles, 6 de agosto de 2008

ANGELUS



V. Angelus Domini nuntiávit Mariae; R. Et concépit de Spíritu Sancto. Ave Maria....

V. Ecce ancilla Dómini; R. Fiat mihi secundum verbum tuum. Ave Maria...

V. Et Verbum caro factum est; R. Et habitávit in nobis. Ave Maria...

V. Ora pro nobis, Sancta Dei Génetrix R. Ut digni efficiámur promissiónibus Christi.
Orémus: Gratiam tuam, quaesumus, Dómine, méntibus nostris infúnde: ut qui, Angelo nuntiánte, Christi Fílii tui Incarnatiónen cognóvimus, per passiónem ejus ad crucem ad resurrectiónis glóriam perducámur.

Per eúndem Christum Dóminum nostrum.

R. Amen.

viernes, 25 de julio de 2008

Clementísima Madre de Dios


Oh clementísima Virgen María,

Madre de Dios,Reina del Cielo,

Señora del mundo,Júbilo de los santos,

Consuelo de los pecadores.

Atiende los gemidos de los arrepentidos;

calma los deseo de los devotos;

socorre las necesidades de los enfermos;

conforta los corazones de los atribulados;

asiste a los agonizantes;

protege contra los ataques de los demoniosa tus siervos que te imploran;

guía a los que te amanal premio de la eterna bienaventuranza,

en donde con tu amantísimo hijo Jesucristoreinas felizmente por toda la eternidad.


Amen.

Tomás de Kempis

ORDEN DE LA MISA


In nómine Patris, et Filii, et Spíritus Sancti. Amen.
V. Introíbo ad altáre Dei.
R. Ad Deum qui lætificat juventutem meam.
V. Judica me, Deus, et discérne causam meam de gente non sancta: ab hómine iníquo et dolóso
érue me.
R. Quia tu es, Deus fortitúdo mea: quare me repulísti, et quare tristis incédo, dum afflígit me
inimícus?
V. Emíte lucem tuam, et veritátem tuam: ipsa me deduxérunt, et adduxérunt in montem sanctum tuum, et in tabernácula tua.
R. Et introibo ad altáre Dei: ad Deum qui lætificat juventutem meam.
V. Confitébor tibi in cítara, Deus, Deus meus: quare tristis es, ánima mea, et quare contúrbas
me?
R. Spera in Deo, quóniam adhuc confitébor illi: salutáre vultus mei, et Deus meus.
V. Glória Patri, et Filio, et Spirítui Sancto.
R. Sicut erat in principio, et nunc et simper: et in sæcula sæculorum. Amen.
V. Introíbo ad altáre Dei.
R. Ad Deum qui lætificat juventutem meam.

CONFITEOR

V. Adjutórium nostrum in nómine Dómini.
R. Qui fecit cælum et terram
V. Confiteor...
R. Misereátur tui omnipotens Deus, et dimisis peccátis tuis, pedúcat te ad vitam æternam.
V. Amen.
R. Confíteor Deo omnipoténti, beátae Mariæ Semper Vírgini, beáto Michaéli Archángelo, beáto Joánni Baptistæ, sanctis Apóstolis Petro et Paulo, ómnibus Sanctis, et tibi, Pater: quia peccávi nimis cogitatióne, verbo et ópere: mea culpa, mea culpa, mea máxima culpa. Ideo precor beátam Maríam Semper Vírginem, beátum Michaélem archángelum, beátum Joánnem Baptístam, sanctos Apóstolos, Petrum, et Paulum, omnes Sanctos, et te Pater, oráre pro me ad Dóminum Deum nostrum.
V. Misereátur vestri omnipotens Deus, et dimíssis peccátis vestris, perducat vos ad vitam ætérnam.
R. Amen.
V. Indulgéntiam, absolutiónem, et remissiónem peccatórum nostrórum tríbuat nobis omnípotens et miséricors Dóminus.
R. Amen
V. Deus tu convérsus vivificábis nos.
R. Et plebs tua lætábitur in te.
V. Osténde nobis, Dómine, misericórdiam tuam.
R. Et salutáre tuum da nobis.
V. Dómine, exáudi oratiónem meam.
R. Et clamor meus ad te véniat.
V. Dóminus vobíscum.
R. Et cum spíritu tuo.
R. Orémus

INTROITO

KYRIE

V. Kyrie, eléison.
R. Kyrie, eléison.
V. Kyrie, eléison.
R. Christe, eléison.
V. Christe, eléison.
R. Christe, eléison.
V. Kyrie, eléison.
R. Kyrie, eléison.
V. Kyrie, eléison.

GLORIA

Gloria in excélsis Deo. Et in terra pax homínibus bonæ voluntátis. Laudámus te. Benedícimus te. Adorámus te. Glorificamus te. Grátias ágimus tibi propter magnam glóriam tuam. Domine Deus, Rex caelestis, Deus Pater omnipotens. Dómine Fili unigénite, Jesu Christe. Dómine Deus, Agnus Dei, Filius Patris. Qui tollis peccáta mundi, miserére nobis. Qui tollis peccáta mundi, suscipe deprecatiónem nostram. Qui sedes ad déxteram Patris, miserére nobis. Quoniam tu solus Sanctus. Tu solus Dóminus. Tu solus Altíssimus, Jesu christe. Cum Sancto sSpíritu, in glória Dei Patris. Amen.

V. Dóminus vobíscum.
R. Et cum spíritu tuo.

COLECTA

V. Per ómnia sæcula sæculorum.
R. Amen.

EPISTOLA

R. Deo grátias.

GRADUAL

EVANGELIO

V. Dóminus vobíscum.
R. Et cum Spíritu tuo.
Sequéntia (Inítium) sancti Evangélii secúndum N...
R. Glória tibi, Dómine.

R. Laus tibi, christe.
Per evangélica dicta deleátur nostra delicta.

CREDO

Credo in unum Deum, Patrem omnipoténtem, factórem cæli et terræ, visibílium óminum et invisibílium. Et in unum Dóminum JESUM CHRISTUM, FÍLIUM DEI UNIGÉNITUM. Et ex Patre natum ante ómnia sæcula. Deum de Deo, lumen de lúmine, Deum verum de Deo vero. Génitum non factum, cosubstantiálem Patri: per quem ómnia facta sunt. Qui propter nos, hómines, et propter nostram salútatem descéndit de cælis ET INCARNÁTUS EST DE SPÍRITU SANCTO EX MARÍA VÍRGINE, ET HOMO FACTUS EST. Crucifíxus étiam pro nobis: sub Póntio Piláto passus, et sepúltus est.
Et resurréxit tértia die, secúndum Scriptúras. Et ascéndit in cælum; sedet ad déxteram Patris. Et íterum ventúrus est cum glória, judicáre vivos et mórtuos:cujus regni non erit finis. Et in SPÍRITUM SANCTUM, Dóminum et vivificántem: qui ex Patre, Filiócue procédit. Qui cum Patre, et Filio simul adorátur et conglorificátur: qui locútus est Per Prophétas. Et unam, sanctam, cathólicam et apostólicam Ecclésiam. Confíteor unum baptísma in remissiónem peccatórum. Et exspécto resurretiónem mortuórum. Et vitam ventúri sæculi. Amen.

OFERTORIO

V. Dóminus vobíscum.
R. Et cum spíritu tuo.
V. Oremus

V. Orate fratres...omnipoténtem
R. Suscípiat Dóminus sacrifícium de mánibus tuis ad laudem, et glóriam nóminis sui, ad utilitátem quoque nostram, totiúsque Ecclésiæ suæ sanctæ.

SECRETA

V. Per ómnia sæcula sæculorum.
R. Amen.

PREFACIO

V. Dóminus vobíscum
R. Et cum spíritu tuo.
V. Sursum corda.
R. Habémus ad Dóminum.
V. Grátias agámus Domino Deo nostro.
R. Dignum et justum est.

SANCTUS

Sanctus, Sanctus, Sanctus, Dóminus Deus Sabaoth. Pleni sunt cæli et terra glória tua. Hosánna in excélsis. Benedíctus qui venit in nómine Dómini. Hosánna in excélsis.

CANON

CONSAGRACION

PATER NOSTER

V. Per ómnia sæcula sæculorum.
R. Amen.
V. Oremus...audemus dicere:
Pater noster, qui es in cælis: Sanctificétur nomen tuum: Advéniat regnum tuum: Fiat volúntas tua, sicut in cælo, et in terra. Panem nostrum quotidiánum da nobis hodié: Et dimítte nobis débita nostra, sicut et nos dimíttis debitóribus nostris. Et ne nos indúcas in tentatiónem.
R. Sed libera nos a malo
V. Amen
V. ...per ómnia sæcula sæculorum.
T. Amen.
V. Pax Dómini sit semper vobíscum.
R. Et cum spíritu tuo.

AGNUS DEI

V. Agnus Dei, qui tollis peccáta mundi: R. Miserere nobis.
V. Agnus Dei, qui tollis peccáta mundi: R. Miserere nobis.
V. Agnus Dei, qui tollis peccáta mundi: R. Dona nobis pacem.

COMUNION

V. Ecce Agnus Dei, ecce qui tolliT peccáta mundi.
R. Dómine, non sum dignus, ut intres sub tectum meum: sed tantum dic verbo, et sanábitur ánima mea. (tres veces)

POSTCOMUNION

V. Dóminus vobíscum
R. Et cum spíritu tuo
V. Oremus...per ómnia sæcula sæculorum.
R. Amen

V. Dóminus vobíscum
R. Et cum spíritu tuo
V. Ite missa est V. Benedicámus Dómino
R. Deo grátias R. Deo grátias

Benedicat vos omnípotens Deus, pater, et filius, et spítus sanctus. Amen.

V. Dóminus vobíscum
R. Et cum spíritu tuo.
V. Inítium sancti Evangélii secúndum Joánnem.
R. Glória tibi, Dómine.

In principio erat Verbum, et Verbum erat apud Deum, et Deus erat Verbum. Hoc erat in principio apud Deum. Omnia per ipsum facta sunt : et sine ipso factum est nihil, quod factum est : in ipso vita erat, et vita erat lux hominum : et lux in tenebris lucet, et tenebrae eam non comprehenderunt.
Fuit homo missus a Deo, cui nomen erat Joannes. Hic venit in testimonium, ut testimonium perhiberet de lumine.
Erat lux vera, quae illuminat omnem hominem venientem in hunc mundum. In mundo erat, et mundus per ipsum factus est, et mundus eum non cognovit. In propria venit, et sui eum non receperunt. Quotquot autem receperunt eum, dedit eis potestatem filios Dei fieri, his qui credunt in nomine ejus : qui non ex sanguinibus, neque ex voluntate viri, sed ex Deo nati sunt. Et Verbum caro factum est et habitavit in nobis : et vidimus gloriam ejus, gloriam quasi Unigeniti a Patre, plenum gratiae et veritatis.

martes, 22 de julio de 2008

BUENOS DIAS JESÚS



Buenos días Jesús míoJesús amado comienza un nuevo día alegre asumo cada labor y hasta que encuentre en Ti nuevo reposo quiero decirte lleno de amor muy buen día tengáis Señor muy buenos días mi dulce amor.

Bálsamo de mi corazón, como quisiera yo pasar todo mi tiempo junto a Tu Altar donde esperando tan solitario por mi amor debéis estar.

Mas no lo puedo amado mío debo en el mundo por Ti, trabajar.

Pero antes pido que me bendigas porque en cada acción te quiero amar.

Ya trabajando, ya orando siempre mi alma te está amando y a cada segundo que en Ti reparose enciende la llama en mi corazón.

Muy buenos días tengáis Señor muy buenos días mi dulce amor dadme vuestra Santa Bendiciónen el Nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo.


Amén.

LA CONFESION LA PUEDO HACER ASÍ:

En el nombre del Padre y del Hijo…

Padre, hace x días que me confesé y sí cumplí la penitencia.

Mis pecados son éstos: acúsome padre que…

Me acuso también de todos los pecados que se me han olvidado, y que tenga sin perdonar.

Cuando el Padre me dé los consejos le digo: “sí padre” y cuando me diga la penitencia también le digo “sí Padre”.

Mientras el Padre me da la bendición rezo a Jesús mi señor y Redentor.

Cuando el padre me diga el “Valla en paz”, le digo “muchas gracias” y me voy a rezar la penitencia. (Si ya están repartiendo la comunión puedo comulgar y después rezo la penitencia).

Y DESPUES DE LA CONFESIÓN Y DE A COMUNIÓN: TENGO QUE SER MEJOR, MUCHO MEJOR.

SAN JORGE




Se cree que la leyenda de Jorge se originó en el siglo IV: habría nacido en una familia cristiana de finales del siglo III. Geroncio, su padre, originario de Capadocia, servía como oficial en el ejército romano. Su madre Policromía volvió a su ciudad natal con su joven hijo tras enviudar, Lydda (luego Diospolis, actualmente Lod, en Israel). Aun así fue capaz de darle una buena educación a su hijo.


El joven al parecer siguió los pasos de su padre y se unió al ejército poco después de llegar a la mayoría de edad. Debido a su carisma subió pronto de grado, llegando antes de los 30 a ser tribuno y comes. Hacia esa época ya se le había destinado en Nicomedia como miembro de la guardia personal del emperador romano Diocleciano (quien reinó entre el 284 y el 305).


En 303, Diocleciano emitió un edicto autorizando la persecución sistemática de los cristianos a lo largo y ancho del imperio. Su césar Galerio fue el responsable de la decisión y continuaría la persecución durante su propio reinado (del 305 al 311).


Parece ser que Jorge recibió órdenes de participar en la persecución, pero que prefirió dar a conocer su condición de cristiano y criticar la decisión del emperador. Un airado Diocleciano reaccionó ordenando la tortura y ejecución del traidor.


Tras diversas torturas, Jorge fue decapitado frente a las murallas de Nicomedia el 23 de abril del 303. Los testigos de sus sufrimientos convencieron a la emperatriz Alejandra y a una anónima sacerdotisa pagana a convertirse al cristianismo, que pasarían a unirse a Jorge en el martirio. Su cuerpo fue devuelto a Lydda para ser enterrado.

Veneración como mártir


Hacia los años 518-530, el archidiácono y bibliotecario Teodosio relata que Diospolis era el centro del culto de Jorge. Un peregrino anónimo de Piacenza menciona lo mismo hacia el 570.
La iglesia fue destruida en 1010 y más tarde reconstruida por los cruzados. En 1191 y durante la Tercera Cruzada (1189-1192), la iglesia fue destruida de nuevo por las fuerzas de Saladino. Una nueva iglesia fue erigida en 1872 y aún se mantiene en pie.


Durante el siglo IV, la veneración al santo se extendió desde Palestina al resto del Imperio Romano de Oriente. En el siglo V su popularidad llegó a la parte occidental del imperio.
San Jorge es patrono de muchos pueblos y ciudades en diversas partes del mundo. En nuestro país tenemos diez localidades con el nombre de “San Jorge” a saber: una en la Pcia. de Buenos Aires una en Córdoba, una en Entre Ríos, una en Río Negro, una en Santa Fe, dos en Santiago del Estero y tres en la Pcia. San Luis.


San Jorge es patrono del Arma de Caballería del ejercito argentino y también patrono de los Scouts.


Canonización


En 494 Jorge de Capadocia fue canonizado por el papa Gelasio I, mas lo incluyó junto con «...aquellos cuyos nombres son justamente reverenciados, pero cuyos actos sólo son conocidos por Dios».

Esta afirmación no evitaría la creación de diversas historias apócrifas sobre su vida, varias de ellas llenas de milagros. De acuerdo con la Enciclopedia Católica, el texto más antiguo preservado sobre la vida del santo se encuentra en el Acta Sanctorum, identificado por estudiosos como un palimpsesto del siglo V, «lleno de extravagancias y maravillas más allá de cualquier credibilidad».
Hacia finales del siglo VI, el abad irlandés Adomnanus de la abadía de la isla de Iona relata algunas de las leyendas orientales de Jorge recogidas por el obispo galo Arkulf en su peregrinaje a Tierra Santa en el año 680.


En los comienzos del Islam, el santo cristiano se unió —a través del sincretismo religioso y cultural— con el profeta judío Elías, el predicador judío samaritano Pineas y el santo islámico al-Hadr ('el verde', del árabe hadir) para formar una figura religiosa que era y todavía es venerada en las tres grandes religiones monoteístas.


El nombre de al-Hadr es más corrientemente transcrito como al-Khidr o al-Khadir, mientras para el habla hispana sería más correcto al-Jadir o al-Jidr.


La historia de al-Jidr con el profeta Moisés en el Sagrado Corán árabe: al-Qur'an al-Karim donde se le llama Musa se encuentra en la azora 18, Surat al-Kahf. Es una historia característica para las realidades místicas y gnósticas del sufismo, la ciencia esotérica del Islam.


La leyenda del dragón


En el siglo IX aparece otra popular historia: San Jorge a caballo como vencedor de un dragón. Esta historia, que es parte de la La leyenda dorada, también es conocida como «San Jorge y el dragón», y es el probable origen de todos los cuentos de hadas sobre princesas y dragones en Occidente.


Debe tenerse en cuenta que la leyenda se relata en diversas partes de Europa y Asia Menor como propia (e incluso en el Japón, donde se puede equiparar a Jorge con el dios del trueno Susano-oh, a la princesa con la doncella Kushinada y al dragón con Yamata-no-Orochi), así que los detalles varían según la tradición local.


Comienza con un dragón que hace un nido en la fuente que provee de agua a una ciudad. Como consecuencia, los ciudadanos debían apartar diariamente el dragón de la fuente para conseguir agua. Así que ofrecían diariamente un sacrificio humano que se decidía al azar entre los habitantes. Un día resultó seleccionada la princesa local.


En algunas historias aparece el rey, su padre, pidiendo por la vida de su hija, pero sin éxito. Cuando estaba a punto de ser devorada por el dragón, aparece Jorge en uno de sus viajes (a menudo a caballo), se enfrenta con el dragón, lo mata y salva a la princesa. Los agradecidos ciudadanos abandonan el paganismo y abrazan el cristianismo.


La historia, antiguamente considerada verdadera, ha sido abandonada progresivamente. Por otra parte, pocos dudan de que contiene un rico simbolismo religioso, para el que se han propuesto diversas interpretaciones.


Una antigua interpretación cristiana del mito: Jorge sería el creyente, el caballo blanco la Iglesia y el dragón representaría el paganismo, la idolatría, la tentación y Satanás.


Algunos historiadores laicos consideran que la historia tiene raíces más antiguas que las cristianas. En Capadocia, como una de las primeras regiones en adoptar al santo, puede que haya habido una integración de elementos paganos. Un candidato a predecesor de Jorge de Capadocia es el dios Sabacio, padre celestial de los frigios, conocido como Sabazius por los romanos.


Evidentemente su imagen a caballo arrollando a una serpiente es el origen de la popular imagen de San Jorge sobre un caballo blanco.



Por otra parte, la historia de Jorge y el dragón tiene muchos elementos comunes con el antiguo mito griego de la princesa etiope Andrómeda y su salvador y posterior esposo Perseo, vencedor de la gorgona Medusa. En ambos casos hay un dragón / gorgona con su decapitación, una princesa y una recompensa, en un caso el matrimonio, en el otro la conversión de la ciudad.


Algunas de las leyendas sobre Jorge y el dragón sitúan la acción en Libia (antiguamente, toda África del norte al oeste de Egipto), es decir, la acción en ambos casos se sitúa en distantes reinos «mágicos».


Finalmente, el origen podría estar en una manifestación alternativa de Miguel Arcángel, que está al frente de las huestes celestiales.

lunes, 21 de julio de 2008

Un parentesis por los secuestrados

El presidente colombiano Álvaro Uribe Vélez y la cantante barranquillera Shakira durante el desfile militar del día de la independencia en Colombia.

Los cantantes colombianos Carlos Vives y Shakira se unieron a las marchas para la liberación de los secuestrados en el extremo sur de Colombia al frente del Río Amazonas.


La cantante barranquillera Shakira interpreta el himno colombiano junto a Álvaro Uribe y el presidente peruano Alan García.

Un grupo de personas pasea una bandera colombiano a lo largo de una de las principales calles de Bogotá, por donde más de 2 millones personas pidieron la liberación de los rehenes en poder de las FARC.


La Plaza Simón Bolivar de Bogotá fue colmada en su totalidad por manifestantes que pedían la liberación de todos los rehenes en poder de las FARC.

Las principales calles de la capital colombiana fueron invadidas por manifestantes que exigieron la liberación incondicional de los secuestrados.

Una gran cantidad de niños formó parte también de esta manifestación.

El cantante colombiano Juanes estuvo en París apoyando el Gran Concierto Nacional -convocado por el gobierno para el 20 de julio, fecha patria- y pidió la liberación de todos los secuestrados.



La ex rehén Ingrid Betancourt fue una de las principales promotoras de esta manifestación por la liberación de los secuestrados. En esta foto se le observa bastante emocionada junto a su hija Melanie.

El cantante español Miguel Bosé -a quien el mismo presidente Uribe le ofreció la ciudadanía colombiana por su compromiso a favor de la liberación de los rehenes- estuvo en la tarima de la capital francesa junto a Ingrid Betancourt y Juanes.

París se convirtió en una ciudad colombiana más a propósito de las celebraciones de la independencia nacional y de la manifestación a favor de la liberación de los secuestrados que aún permanecen en poder de las guerrillas colombianas.

Las calles de la capital colombiana se convirtieron en el lugar para demostraciones de diferente tipo en pro de la libertad de los secuestrados, entre los cuales se encuentran miembros de la fuerza pública como el soldado Pablo Emilio Moncayo.


Las fotos de los rehenes en poder de las FARC fueron presentadas en diferentes puntos de Colombia y el mundo, donde manifestantes exigieron a esa grupo subversivo la liberación inmediata de los secuestrados, al tiempo que expresaron un repudio total a sus acciones.

Medellín, segunda ciudad del país y capital del departamento de Antioquia, aportó más de un millón de manifestantes a favor de la libertad de los secuestrados, un número que superó ampliamente al registrado en febrero pasado durante una manifestación similar.



Un niño se envuelve en una bandera colombiana durante la manifestación a favor de la libertad de los secuestrados por los grupos guerrilleros que tuvo lugar en Cúcuta, departamento de Norte de Santander, ciudad fronteriza con Venezuela

miércoles, 16 de julio de 2008

Salve a Nuestra Señora del Carmen

Salve, Virgen pura, Salve, Virgen Madre, Salve, Virgen bella, Reina Virgen, Salve.
Gózate, María, Patrona del Carmen, Con las alabanzas Que dan tus cofrades.
Tu amparo buscamos Benigno y suave, Hoy los desterrados En aqueste valle.
Eres del Carmelo La Pastora amable, Que tus ovejuelas Das pasto suave.
A Ti, pues, clamamos Buscando piedades:¡Ea, pues, Señora, No nos desampares!
Es tu Escapulario La cadena grande Con que se aprisiona El dragón infame.
Vuelve ya a nosotros ¡Oh piadosa Madre! Tus benignos ojos, Llenos de piedades.
Pues con tu defensa Viven tus cofrades Libres de peligros Y de todos males.
Muéstranos, María, Benigno y afable, De tu puro vientre El fruto admirable.
Es contra el Infierno Tu poder tan grande, Que libras las almas De eternos volcanes.
Si, por nuestras culpas,Penas a millares Merecemos todos,Tu favor nos salve.
Y, si al Purgatorio Bajan tus Cofrades, Pedimos, Señora, Que al punto los saques.
¡Oh clemente! ¡oh pía! ¡Oh cándida ave! ¡Oh dulce María! Salve, Salve, Salve.

domingo, 13 de julio de 2008

LA VIRGEN DEL CARMEN



Fiesta: 16 de julio


Desde los antiguos ermitaños que se establecieron en el Monte Carmelo, Los Carmelitas han sido conocidos por su profunda devoción a la Santísima Virgen. Ellos interpretaron la nube de la visión de Elías (1 Reyes 18, 44) como un símbolo de la Virgen María Inmaculada. Ya en el siglo XIII, cinco siglos antes de la proclamación del dogma, el misal Carmelita contenía una Misa para la Inmaculada Concepción.

En las palabras de Benedicto XVI, 15,VII,06: "El Carmelo, alto promontorio que se yergue en la costa oriental del Mar Mediterráneo, a la altura de Galilea, tiene en sus faldas numerosas grutas naturales, predilectas de los eremitas. El más célebre de estos hombres de Dios fue el gran profeta Elías, quien en el siglo IX antes de Cristo defendió valientemente de la contaminación de los cultos idolátricos la pureza de la fe en el Dios único y verdadero. Inspirándose en la figura de Elías, surgió al Orden contemplativa de los «Carmelitas», familia religiosa que cuenta entre sus miembros con grandes santos, como Teresa de Ávila, Juan de la Cruz, Teresa del Niño Jesús y Teresa Benedicta de la Cruz. Los Carmelitas han difundido en el pueblo cristiano la devoción a la Santísima Virgen del Monte Carmelo, señalándola como modelo de oración, de contemplación y de dedicación a Dios. María, en efecto, antes y de modo insuperable, creyó y experimentó que Jesús, Verbo encarnado, es el culmen, la cumbre del encuentro del hombre con Dios. Acogiendo plenamente la Palabra, «llegó felizmente a la santa montaña» (Oración de la colecta de la Memoria), y vive para siempre, en alma y cuerpo, con el Señor.

La estrella del Mar y los Carmelitas:

Los marineros, antes de la edad de la electrónica, dependían de las estrellas para marcar su rumbo en el inmenso océano. De aquí la analogía con La Virgen María quien como, estrella del mar, nos guía por las aguas difíciles de la vida hacia el puerto seguro que es Cristo.

Por la invasión de los sarracenos, los Carmelitas se vieron obligados a abandonar el Monte Carmelo. Una antigua tradición nos dice que antes de partir se les apareció la Virgen mientras cantaban el Salve Regina y ella prometió ser para ellos su Estrella del Mar. Por ese bello nombre conocían también a la Virgen porque el Monte Carmelo se alza como una estrella junto al mar.

Los Carmelitas y la devoción a la Virgen del Carmen se difunden por el mundo:

La Virgen Inmaculada, Estrella del Mar, es la Virgen del Carmen, es decir a la que desde tiempos remotos se venera en el Carmelo. Ella acompañó a los Carmelitas a medida que la orden se propagó por el mundo. A los Carmelitas se les conoce por su devoción a la Madre de Dios, ya que en ella ven el cumplimiento del ideal de Elías. Incluso se le llamó: "Los hermanos de Nuestra Señora del Monte Carmelo". En su profesión religiosa se consagraban a Dios y a María, y tomaban el hábito en honor ella, como un recordatorio de que sus vidas le pertenecían a ella, y por ella, a Cristo.

La devoción a la Virgen del Carmen se propagó particularmente en los lugares donde los carmelitas se establecieron.

EspañaEntre los lugares en que se venera en España la Virgen de España como patrona está Beniaján, Murcia.

América: Es patrona de Chile; en el Ecuador es reina de la región de Cuenca y del Azuay, recibiendo la coronación pontificia el 16 de Julio del 2002. En la iglesia del monasterio de la Asunción en Cuenca se venera hace más de 300 años. Es además venerada por muchos en todo el continente.



"La devoción del escapulario del Carmen ha hecho descender sobre el mundo una copiosa lluvia de gracias espirituales y temporales” (Pío XII, 6-VIII-1950).


¿Qué es el Escapulario Carmelita?

El escapulario es un sacramental:

Un sacramental es un objeto religioso que la Iglesia haya aprobado como signo que nos ayuda a vivir santamente y a aumentar nuestra devoción. Los sacramentales deben mover nuestros corazones a renunciar a todo pecado, incluso al venial.

El escapulario, al ser un sacramental, no nos comunica gracias como hacen los sacramentos sino que nos dispone al amor a Dios y a la verdadera contrición del pecado si los recibimos con devoción.

Los seres humanos nos comunicamos por símbolos. Así como tenemos banderas, escudos y también uniformes que nos identifican. Las comunidades religiosas llevan su hábito como signo de su consagración a Dios.

Los laicos no pueden llevar hábito, pero los que desean asociarse a los religiosos en su búsqueda de la santidad pueden usar el escapulario. La Virgen dio a los Carmelitas el escapulario como un hábito miniatura que todos los devotos pueden llevar para significar su consagración a ella. Consiste en un cordón que se lleva al cuello con dos piezas pequeñas de tela color café, una sobre el pecho y la otra sobre la espalda. Se usa bajo la ropa. Junto con el rosario y la medalla milagrosa, el escapulario es uno de los mas importantes sacramentales marianos.

Dice San Alfonso Ligorio, doctor de la Iglesia: "Así como los hombres se enorgullecen de que otros usen su uniforme, así Nuestra Señora Madre María está satisfecha cuando sus servidores usan su escapulario como prueba de que se han dedicado a su servicio, y son miembros de la familia de la Madre de Dios."

LA GRACIA DE DIOS

¿QUE SIGNIFICA LA GRACIA DE DIOS?
Vivir en gracia de Dios significa: vivir sin pecado mortal en el alma, y haciendo buenas obras. O sea vivir en amistad con nuestro señor.

¿POR QUE ES TAN I MPORTANTE VIVIR EN GRACIA CON DIOS?
Vivir en gracia de Dios, o sea en amistad con nuestro señor, es lo más importante y provechoso que puede existir para una persona por estas tres razones:

Quien vive en gracia de Dios es como un templo donde vienen las tres divinas personas de la santísima trinidad.

Porque si vivimos en gracia conseguiremos muchos frutos para la vida eterna, pero si no vivimos en gracia, no conseguiremos fruti para la eternidad.
Vivir en gracia es importante porque esa es la razón principal para la cual vino Jesucristo al mundo.

¿QUE MEDIOS HAY PARA CONSERVARSE EN GRACIA DE DIOS?

REMEDIO: desconfiar de si mismo y confiar en Dios.

REMEDIO: para conservarse en gracia hay que huir de las ocasiones de pecar.

REMEDIO: la formula que los santos aconsejan para conservarse en la gracia: los más famosos santos modernos. (San Ignacio, San Vicente, San Alfonso, San Francisco de Sales, San Juan Bosco, San Pío Décimo, San Juan Vianey, San Antonio M. Claret, San Juan B. La Salle, etc.) no se cansan nunca de aconsejar tres remedios que ellos experimentaron en su vida y en la vida de sus discípulos, y que les dieron siempre, formidables resultados para lograr conservarse en gracia de Dios, sin pecado mortal en el alma: SON: CONFESIÓN FRECUENTE Y BIEN HECHA, COMULGAR CON FRECUENCIA Y BIEN PREPARADOS; Y UNA GRAN DEVOCIÓN A LA SANTISIMA VIRGEN.

BUENAS NOCHES JESÚS

Buenas noches, Jesús míoJesús amado se acabó el día alegre dejo ya mi labory hasta que encuentre grato reposo vengo a decirte lleno de amor muy buenas noches tengáis Señor muy buenas noches mi dulce amor.
Oh si pudiera yo mi descanso tomarlo siempre junto a Tu Altar donde esperando tan solitario por mi amor debéis estar.
Mas no lo puedo amado mío debo irme ya a descansar.
Pero antes pido que me bendigas porque durmiendo te quiero amar.
Que ya durmiendo, que ya velando siempre mi alma te esta amando ya cada noche que te repita llena mi pecho de ardiente amor muy buenas noches tengáis Señor muy buenas noches mi dulce amor dadme vuestra Santa Bendiciónen el Nombre del Padre, del HijoDel Espíritu Santo.

Amén.

SANTO TOMAS, APÓSTOL


Fiesta: Desde el siglo VI se celebra el día 3 de julio el traslado de su cuerpo a Edesa.


Patrono de jueces, constructores, arquitectos y teólogos. También de las ciudades: Prato, Parma, Urbino.


Sus huesos están en la Catedral de Ortona, Italia


Simbología: espada, cinturón de la Virgen


Santo Tomás era judío, y probablemente galileo humilde pescador de oficio. Tuvo la felicidad de seguir a Cristo que lo hizo apóstol en el año 31.


Tomás es conocido entre los demás apóstoles por su incredulidad, que se desvaneció en presencia de Cristo resucitado; él proclamó la fe pascual de la Iglesia con estas palabras: «¡Señor mío y Dios mío!» Nada sabemos con certeza acerca de su vida, aparte de los indicios que nos suministra el Evangelio. Se dice que evangelizó la India.


No podemos olvidar que el respondió a favor de Jesús, dispuesto a ir a Jerusalén a pesar de saber que los Fariseos planeaban su muerte. Santo Tomás dijo: "Vamos también nosotros para morir con él". Así de ardiente era el amor de este discípulo por su maestro, aún antes del descenso del Espíritu Santo.


Siendo uno de los doce Apóstoles escogidos por Jesús (cf. Mt 3,10) es recordado por muchos porque no aceptó el testimonio de sus compañeros sobre la visita que recibieron de Jesús resucitado.


Tomás, uno de los Doce, llamado el Mellizo, no estaba con ellos cuando vino Jesús. Los otros discípulos le decían: «Hemos visto al Señor.» (Juan 20,24)
Tomás, como muchos hoy, pensó que lo que decían era producto de histeria. Ellos habían caído, pensaba, en creer a las mujeres. Y cuanto mas ellos insistían, más el lo negaba, haciéndose ver como el mas "equilibrado" y "sensato" entre ellos.


Ocho días después, estaban otra vez sus discípulos dentro y Tomás con ellos. Se presentó Jesús en medio estando las puertas cerradas, y dijo: «La paz con vosotros.» Luego dice a Tomás: «Acerca aquí tu dedo y mira mis manos; trae tu mano y métela en mi costado, y no seas incrédulo sino creyente.» (Juan 20,26-27)


La respuesta de Juan es una poderosa profesión de fe en la divinidad, la cual repetimos antes de comulgar:
Tomás le contestó: «Señor mío y Dios mío.» (Juan 20,28)
Dícele Jesús: «Porque me has visto has creído. Dichosos los que no han visto y han creído.» (Juan 20,29)


Debemos reconocer que, como Sto. Tomás, todos hemos pecado. Nos cuesta aceptar que Jesús es Dios que ha venido a la tierra. Pero Tomás se humilló y reconoció al Señor. Mas tarde dio su vida muriendo mártir por El. Por eso es tan buen ejemplo para nosotros.


Ya durante la vida terrena de Jesús, Sto. Tomás había dado ejemplo a los otros, haciéndose disponible y dándoles ánimos en momentos difíciles:
Entonces Tomás, llamado el Mellizo, dijo a los otros discípulos: «Vayamos también nosotros a morir con él.» Juan 11:16


Recordamos también que fue una pregunta de Sto. Tomás la que dio lugar a que Jesús se revelase como Camino, Verdad y Vida:
Le dice Tomás: «Señor, no sabemos a dónde vas, ¿cómo podemos saber el camino?»Le dice Jesús: «Yo soy el Camino, la Verdad y la Vida. Nadie va al Padre sino por mí. (Juan 14,5-6)


Después de la venida del Espíritu Santo, San Tomás comisionó a Tadeo para que bautizara e instruyese a Abgar, rey de Edessa. Según Eusebio este rey escribió a Jesús invitándolo a visitar su reino y ser curado de una enfermedad que le afligía. Cristo en respuesta le dijo que debía cumplir con la tarea para la que fue enviado y después regresar a Aquel que lo había enviado , pero que después de su ascensión el enviaría a uno de sus discípulos a sanarlo y dar vida a el y su familia. Esta promesa de nuestro Señor fue cumplida por Santo Tomás, quien envió a Tadeo, no solamente a sanar a este rey sino también para plantar la semilla de la fe en esta nación.


Se sabe que en su labor apostólica, Santo Tomás, predicó en Persia y sus alrededores, se menciona también India y Etiopía.


Se cree que Santo Tomás sufrió el martirio en la costa de Coromandel, India, donde su cuerpo fue descubierto, con ciertas marcas de que fue muerto con lanzas y ese tipo de muerte es tradición en los países del Este. Se sabe que su cuerpo fue trasladado a Edessa, donde fue enterrado en los grandes sepulcros donde también se hallaban San Pedro, San Pablo y San Juan.


Los apóstoles eran malos y condenado a los ojos del mundo, ninguno recomendable por su nacimiento, riqueza, amigos o habilidades. Y aunque estaban completamente destituídos de cualquier virtud por la que los hombres pagan altos precios, fueron escogidos por Cristo, hechos sus amigos, alcanzando la plenitud con sus gracias y santa caridad, y exaltados en su dignidad espiritual de príncipes de su reino y jueces de este mundo.

EL APOSTOLADO

¿QUE ES UN APOSTOL?
Apóstol es el que se dedica a difundir el reino de cristo, y a propagar la religión, y se esfuerza por ayudar a la salvación de las almas.

¿POR QUE ES TAN IMPORTANTE HACER APOSTOLADO?
Hacer apostolado es muy importante porque Dios ha prometido grandes premios a los que se dediquen a extender su religión y a salvar las almas. Así: por Ej.

Jesucristo dijo: “quien me proclame delante de los hombres, yo proclamaré delante de los Ángeles y de mi Padre celestial. (S. Mateo 10).

San Pablo hablando de quienes ayudan a los que hacen conocer el evangelio dice: “su nombre esta escrito en el libro de la vida en el cielo (Filip. 4) o sea en la lista de los que se van a salvar.

Cristo prometió que el día del juicio final dirá a los que se esmeraron por ayudar a los otros: “todo el bien que habéis hecho a los demás, aunque sea el mas humilde, a mi me lo habéis hecho. Venid benditos de mi padre a gozar del reino que os tiene preparado desde el principio de los siglos (S. Mateo 25,40).

El profeta Daniel hizo esta maravillosa promesa: “los que enseñan a otros a ser buenos, brillaran como estrellas por toda la eternidad” (Dan. 13).

Ante promesas tan formidables ¿Quién no se animará a esforzarse un poco por hacer que otras personas conozcan mas a Dios y cumplan lo que el señor quiere de cada uno? Además como no tener temor a que Jesucristo en nosotros aquellas terribles palabras con que amenaza a los que se avergüenzan de propagar su religión: “a quien se avergüence de mi ante la gente pervertida, yo avergonzaré de el ante los Ángeles de Dios” (S. Marcos 8,38).

¿CUALES SON LAS TRES TENTACIONES QUE SE OPONEN A QUE NOSOTROS SEAMOS APOSTOLES?

1. La tentación de Caín, el cual decía: “¿y a mi que me importa? ¿es que acaso yo soy el encargado de cuidar a mi hermano?”. (Génesis, 4,9).

Así que nos dice nuestra pereza y nuestro egoísmo: ¿por que tengo yo que preocuparme de que otros se hagan buenos y salven su alma, es que acaso yo soy el encargado de la salvación de ellos?

2. la tentación de Jonás: “yo soy santo por eso no puedo hacer apostolado” esta es la tentación que amarra a millones de católicos que deberían trabajar para extender su religión, pero con el pretexto de que no son perfectos, se abstienen de trabajar por la salvación de los demás. Si aguardamos a ser santos para empezar a trabajar para extender nuestra religión, nos moriremos y no habremos empezado. El concilio vaticano enseña que todos los cristianos tenemos el deber de hacer apostolado, y uno de los mejores medios para santificarse es: ser apóstol. Quien habla frecuentemente a favor de la religión, poco a poco va mejorando su modo de ser.

3. la tentación de Elías: el protesta Elías llevaba mucho tiempo predicando y casi no se notaba que la gente se volviera mejor. Más bien parecía lo contrario: que la religión iba de mal en peor. Y perseguían al profeta y lo hacían salir huyendo a cada rato. Desanimado, Elías le pidió a nuestro señor que se lo llevara de esta vida porque veía que su trabajo era un fracaso. Pero Dios en vez de quitarle la vida, lo que hizo fue enviarle un alimento que le dios fuerza y valor para seguir hablando a favor de la verdadera región. Vencida la tentación de fracaso, Elías siguió predicando con gran valentía y el bien que se consiguió para las almas fue inmenso.

El fracaso aparente. Aparente solamente porque en las obras de Dios nunca se fracasa. Cuando crucificaron a Jesucristo parecía que todo había fracasado y sin embargo de ese “fracaso” sacó Dios la más grande victoria contra el pecado y la muerte. Así pasa con los “fracasos” de los que se dedican a conocer nuestra religión y obtener que la gente practique mejor lo que Dios manda. Por el momento parece que nada obtienen y que de los éxitos que consiguen son muy pequeños y muy pocos, pero mas tarde nos daremos cuenta de que “quien trabaja con Dios, en lo espiritual nunca pierde”.

¿CUALES SON LOS TRES APOSTOLADOS QUE LA IGLESIA CATÓLICA RECOMIENDA MAS?

1. LA ORACIÓN: La Sma Virgen en sus apariciones de Fátima dijo: “mirad que muchos pecadores se pierden porque no hay quien ore y se sacrifique por ellos”.

2. EL SACRIFICIO: todo apóstol debe poder repetir lo que decía Jesús: “yo me sacrifico por los demás”. Hay almas que no se salvan si no hay quien ofrezca por ellas algunos sacrificios. El sacrificio de Jesús en la cruz convirtió al ladrón de la derecha. El sacrificio de san Esteban transformó a Saulo de perseguidor en apóstol. Por eso decía Nuestro Señor. “si el grano de trigo no cae a tierra y muere, no dará algo que nos cuesta, no produciremos frutos de salvación en otros.
3. EL BUEN EJEMPLO: un pecador se convirtió solo con ver lo bien que hacia la señal de la cruz el famoso padre ravignan. y un hereje dejo sus errores y se paso al catolicismo al contemplar lo perfectamente que hacia su genuflexión ante el altísimo San Francisco de Sales. Platón dice que el gran Sócrates formaba discípulos con el buen ejemplo que daba que con las grandes verdades que enseñaba . hay personas que han vuelto a Dios solo con ver el buen ejemplo de alegría y caridad de un buen católico.

AYUDAME, SEÑOR...

Ayúdame Señor, que mis fuerzas flaquean,Ayúdame, Tú que tanto conoces mi pesar,Ayúdame a no perder nunca la sonrisaY a regalar siempre alegría a los demás.

Ayúdame Señor, a perdonar a quien me hiere,Y a olvidar las injusticias que hacen mal,Ayúdame a mitigar el dolor del que sufreY a extender mi mano con dulzura y mucha paz.

Ayúdame Señor, a no pecar preparando el caminoQue a Ti me lleve en poco tiempo más,Y a sembrar el sendero que hacia Ti hoy transitoCon semillas de amor, de fe y de humildad.

miércoles, 9 de julio de 2008

INTERESANTE

Hola queridos amigos, primero que todo un reciban un cordial saludo en Cristo Jesús.

He aquí algunos enlaces que espero sean de su agrado:

El primero en ocasion a Nuestra Señora del Rosario de Chiquinquirá, patrona de Colombia, cuya fiesta celebramos el dia de hoy.

Hasta cuándo , rosa del cielo, habréis de estar tan escondida? Cuándo será el día en que os manifestéis y dejéis ver con toda claridad, para que mis ojos se regalen con vuestra sagrada hermosura, que llena mi alma de gozo y de consuelo?
Ahora sí, Reina del cielo, estáis como debéis, hermosa como una rosa...

(palabras de Maria Ramos a la Madre de Dios, antes y después de la milagrosa renovación del cuadro)

Y los siguientes son sobre la Santa Misa; el primero, dirigido a los fieles que queremos aumentar los conocimientos sobre la Liturgia Romana (al entrar, explorar el segundo menu de la izquierda); y el segundo, dirigido a los sacerdotes que quieran aprender sobre el rito extraordinario (manuales escritos por el Rvdo. padre Dr. Patrick du FAY de CHOISINET, miembro fundador de la FSSP)

Gracias a Una Voce Sevilla por este magnifico compendio.

jueves, 26 de junio de 2008

33 DE LOS TESOROS DE MI SAGRADO CORAZÓN

Mi Sagrado Corazón es un tesoro de riquezas infinitas.
Mi Sagrado Corazón es guía espiritual de las almas.
Mi Sagrado Corazón es lugar de reposo para los angustiados.
Mi Sagrado Corazón es un abismo infinito.
Mi Sagrado Corazón es el océano divino de las almas.
Mi Sagrado Corazón es el alivio de todas las cargas.
Mi Sagrado Corazón es barca de salvación.
Mi Sagrado Corazón es puerto seguro en las tempestades.
Mi Sagrado Corazón es lugar de retiro y refugio.
Mi Sagrado Corazón es hogar espiritual de las almas.
Mi Sagrado Corazón es moneda inestimable para negociar la salvación.
Mi Sagrado Corazón es escuela de perfección.
Mi Sagrado Corazón es luz en las tinieblas.
Mi Sagrado Corazón es el sol de las almas.
Mi Sagrado Corazón es el medianero entre Dios y los hombres.
Mi Sagrado Corazón es fuente de agua viva que aplaca la sed de todos los hombres.
Mi Sagrado Corazón es medio para toda clase de gracias.
Mi Sagrado Corazón es horno ardiente de caridad divina.
Mi Sagrado Corazón es asilo y refugio de los pecadores.
Mi Sagrado Corazón es remedio para todos los males.
Mi Sagrado Corazón es árbol con toda clase de frutos para alimentar a las almas.
Mi Sagrado Corazón es el guardián de sus amigos.
Mi Sagrado Corazón es el gozo de mis apóstoles.
Mi Sagrado Corazón es la herencia eterna.
Mi Sagrado Corazón es el perfecto altar donde ofrecer a Dios todos los sacrificios.
Mi Sagrado Corazón es jardín de delicias.
Mi Sagrado Corazón es el compendio de todas las virtudes.
Mi Sagrado Corazón es el modelo de santidad.
Mi Sagrado Corazón es la dicha delos que me aman.
Mi Sagrado Corazón es la bendición de los que me honran.
Mi Sagrado Corazón es la gloria de mi Padre Eterno.
Mi Sagrado Corazón es consuelo de todas las penas.
Mi Sagrado Corazón es todo amor.

San Pedro



(Simón o Simeón).

Apóstol de Jesucristo y primer jefe de su Iglesia (Betsaida, Galilea, ? - Roma ?, h. 64/67).

Era un pescador del mar de Galilea, hasta que dejó su casa de Cafarnaum para unirse a los discípulos de Jesús en los primeros momentos de su predicación; junto con él se unieron a Jesús otros pescadores de la localidad, como su propio hermano Andrés y los dos hijos de Zebedeo, Santiago y Juan, todos los cuales formaron parte del núcleo originario de los doce apóstoles.


San Pedro carecía de estudios, pero pronto se distinguió entre los discípulos por su fuerte personalidad y su cercanía al maestro, erigiéndose frecuentemente en portavoz del grupo. El sobrenombre de Pedro se lo puso Jesús al señalarle como la «piedra» (petra en latín) sobre la que habría de edificar su Iglesia.


Según el relato evangélico, San Pedro negó hasta tres veces conocer a Jesús la noche en que éste fue arrestado, cumpliendo una profecía que le había hecho el maestro; pero arrepentido de aquella negación, su fe no volvió a flaquear y, después de la crucifixión de Jesús, se dedicó a propagar sus enseñanzas.


Desaparecido Jesús (hacia el año 30 d. C.), San Pedro se convirtió en el líder indiscutido de la diminuta comunidad de los primeros creyentes cristianos de Palestina por espacio de quince años: dirigía las oraciones, respondía a las acusaciones de herejía lanzadas por los rabinos ortodoxos y admitía a los nuevos adeptos (incluidos los primeros no judíos).


Hacia el año 44 fue encarcelado por orden del rey Herodes Agripa, pero consiguió escapar y abandonó Jerusalén, dedicándose a propagar la nueva religión por Siria, Asia Menor y Grecia. En esa época, probablemente, su liderazgo fue menos evidente, disputándole la primacía entre los cristianos otros apóstoles, como Pablo o Santiago. Asistió al llamado Concilio de Jerusalén (48 o 49), en el cual apoyó la línea de Pablo de abrir el cristianismo a los gentiles, frente a quienes lo seguían ligando a la tradición judía.


Los últimos años de la vida de San Pedro están envueltos en la leyenda, pues sólo pueden reconstruirse a partir de relatos muy posteriores. Posiblemente se trasladó a Roma, donde habría ejercido un largo apostolado, justificativo de la futura sede del Papado, pues la Iglesia romana considera a San Pedro el primero de sus papas. Allí fue detenido durante las persecuciones de Nerón contra los cristianos, y murió crucificado. Una tradición poco contrastada sitúa su tumba en la colina del Vaticano, lugar en donde el emperador Constantino hizo levantar en el siglo IV la basílica de San Pedro y San Pablo.

UN SUEÑO DE SAN JUAN BOSCO

Vio este famoso santo en uno de sus célebres sueños. Los tres lazos con los cuales el enemigo del alma alta a los jóvenes para que para que no cambien de vida ni abandonen sus pecados. El primer lazo es hacer que no les de tristeza haber pecado. El otro consiste en que no hagan propósitos de enmendarse y empezar a ser mejores. Y el tercer lazo decía “que les de miedo y no se confiesen con el sacerdote”. El santo oyó una voz que le decía: “con estos tres lazos se pierden muchos jóvenes”.

viernes, 20 de junio de 2008

ORACIÓN DE LA SANGRE DE CRISTO



Señor Jesús, en tu nombre y con el poder de tu Sangre preciosa sellamos toda persona, hechos o acontecimientos a través de los cuales el enemigo nos quiera hacer daño.
Con el poder de la Sangre de Jesús sellamos toda potestad destructora en el aire, en la tierra, en el agua, en el fuego, debajo de la tierra, en las fuerzas satánicas de la naturaleza, en los abismos del infierno, y en el mundo en el cual nos moveremos hoy.
Con el poder de la Sangre de Jesús rompemos toda interferencia y acción del maligno.
Te pedimos, Jesús, que envíes a nuestros hogares y lugares de trabajo a la Santísima Vírgen acompañada de San Miguel, San Gabriel, San Rafael y toda su corte de Santos Angeles.
Con el poder de la Sangre de Jesús sellamos nuestra casa, todos los que la habitan, (aquí se nombre cada persona que habita en nuestro hogar), las personas que el Señor enviará a ella, así como los alimentos y los bienes que El generosamente nos envía para nuestro sustento de hoy.
Con el poder de la Sangre de Jesús sellamos tierra, puertas, ventanas, objetos, paredes y pisos, el aire que respiramos y en Fe colocamos un círculo protector de tu Sangre alrededor de toda nuestra familia.
Con el poder de la Sangre de Jesús sellamos los lugares en donde vamos a estar este día, y las personas, empresas o instituciones con quienes vamos a tratar, (aquí se nombra cada oficina, banco, empleo).
Con el poder de la Sangre de Jesús sellamos nuestro trabajo material y espiritual, los negocios de toda nuestra familia y los vehículos, carreteras, aviones, o cualquier método de transporte que vayamos a utilizar hoy. Con tu sangre preciosa sellamos
los actos, las mentes, y los corazones de todos los habitantes y dirigentes de nuestro país, a fin de que reine tu paz y tu corazón en él.
Te agradecemos, Señor, por tu Sangre y por tu Vida, ya que gracias a Ellas hemos sido Salvados y preservados de todo lo malo.

AMÉN

Nuestra Señora de Chiquinquirá



9 de julio
Nuestra Señora de Chiquinquirá Patrona de Colombia
La tradición nos cuenta que hace cuatro siglos don Antonio de Santana, encomendero de los pueblos de Suta y Chiquinquirá, solicitó al español Alonso de Narváez (h. 1560) que pintara una imagen de la Virgen del Rosario, para colocarla en una pequeña capilla.
La pintura fue realizada sobre una tela de algodón de procedencia indígena, media 44 pulgadas de alto por 49 de ancho, Alonso de Narváez usó colores al temple, realizó una imagen de la Virgen del Rosario con el Niño Jesús, y a los lados puso al Apóstol San Andrés y a San Antonio de Padua.
El cuadro fue ubicado en la capilla que poseía don Antonio en sus aposentos de Suta, estuvo allí durante más de una década, pero la capilla tenía el techo de paja, lo que provoco que la humedad deteriorara la pintura hasta dejarla completamente borrosa.
Tras la muerte de Santana, su viuda, se trasladó a Chiquinquirá, hacia el año 1577-78. La imagen fue llevada a ese lugar, pero se encontraba en tan mal estado que fue abandonada en un cuarto, habitación que tiempo atrás había sido usada como oratorio.
Al comenzar el año 1586, se estableció en Chiquinquirá, una piadosa mujer, María Ramos, nacida en Sevilla (España), la señora reparó el viejo oratorio y colgó en el mejor lugar de la capilla, la deteriorada pintura de la Virgen del Rosario.
El día 26 de diciembre de 1586, María salía de la capilla, cuando pasó frente a ella una mujer indígena llamada Isabel y su pequeño hijo. En ese momento Isabel grito a María "mire, mire Señora..." Ella dirigió la mirada hacia la pintura, la imagen aparecía rodeada de vivos resplandores, prodigiosamente los colores y su brillo original habían reaparecido, los rasguños y agujeros de la tela habían desaparecido. Con tan maravilloso suceso se inició la devoción a Nuestra Señora de Chiquinquirá.