lunes, 7 de abril de 2008

Por qué Juventutem Colombia opta por la FSSP

Queridos amigos, y lectores, hemos recibido, de manera anónima, algunas notificaciones desagradables concernientes a la integridad personal y moral de un sacerdote amigo.
Les rogamos se abstengan de continuar con las mismas. Si algo tienen que denunciar, háganlo donde competa, es decir, a las autoridades civiles o eclesiales, o simplemente diríjanse al sacerdote en cuestión (amartindeporres@hotmail.com).

No queramos, pues, hacer de este blog un medio de controversia sino de santificación porque “si tenéis en vuestro corazón amarga envidia y espíritu de contienda, no os jactéis ni mintáis contra la verdad. Tal sabiduría no desciende de lo alto, sino que es terrena, natural, demoníaca. Pues donde existen envidias y espíritu de contienda, allí hay desconcierto y toda clase de maldad. En cambio la sabiduría que viene de lo alto es, en primer lugar, pura, además pacífica, complaciente, dócil, llena de compasión y buenos frutos, imparcial, sin hipocresía. Frutos de justicia se siembran en la paz para los que procuran la paz.” (St. 3, 13)

No obstante, y sin afán alguno de querer justificar, permítannos exponer brevemente el porqué Iuventutem Colombia adhiere a la Fraternidad Sacerdotal San Pedro:

Ante todo fidelidad
El 7 de octubre de 2005 la Fraternidad Sacerdotal San Pedro se implanta en Colombia, concretamente en Anolaima-Cundinamarca. Es así como descubrimos, además de las riquezas del rito tradicional (usus antiquor), la necesidad de promoverlo en el seno de la Iglesia, y, lo que es más importante, en plena comunión con el Romano pontífice y con las autoridades eclesiásticas.

Queremos formarnos
Siempre hemos encontrado en los miembros de la FSSP el apoyo y la orientación moral justa frente a las cuestiones que nos interpelan en tanto que jóvenes católicos. Además de la formación moral y espiritual que nos brindan, se preocupan por nuestra formación humana, intelectual y profesional: “Haced buenos cristianos y honrados ciudadanos” (S. Juan Bosco).

No son curas de “Misa y Olla”
La labor pastoral llevada a cabo por los miembros de la FSSP en el municipio es remarcable: Celebración de los sacramentos, predicación, cursos catequéticos, asistencia en las escuelas e institutos, visita a los enfermos, etc: " Veni mecum et vide zelum meum pro Domino " (Ven conmigo y mira mi celo por el Señor).

Y siguiendo la voz del Apóstol, quien dice “demuéstrame tu fe con obras, que yo por mis obras te demostraré mi fe” (St. 2, 14), los padres de la Fraternidad San Pedro han creado en el municipio de Anolaima:

La Casa de discernimiento vocacional S. Martín de Porres, que cuenta con más de cinco jóvenes enviados al Seminario Internacional San Pedro, en Wigratzbad (Alemania), y otros aspirantes que se están formando en el lugar para iniciar estudios en el seminario (http://www.fssp-colombia.org/)


Proyecto socio-educativo San Martín de Porres, cuya finalidad no es otra que la de procurar al joven campesino la posibilidad de trabajar el campo de manera tecnificada, y articular los beneficios, en forma de becas, a la educación técnica y superior en su mismo contexto.

Fundación San Martín de Porres (FSMP), entidad sin ánimo de lucro la cual secunda este proyecto.

La Escuela de Artes Personare, donde niños, jóvenes y adultos cultivan tanto la danza, como la música, la pintura y el teatro. La escuela cuenta con la colaboración de prestigiosas instituciones como la Escuela de Artes Guerrero, el Ballet Antología, Ditirambo Teatro, etc.



La Coral Juvenil Sta. Cecilia, donde los jóvenes cultivan la música sacra, y han tenido la oportunidad de presentar su último trabajo discográfico - De Adviento a Navidad - en escenarios como: Basílica de Monserrate, Catedral de Zipaquirá, Catedral de Fontibón, Zipacón (Villa cultural de Cundinamarca), etc.



Grupo Scout Anolaima, donde más de cincuenta niños y jóvenes aprenden jugando en esta magnífica escuela de vida que es el Scoutismo.



El Capítulo Juventutem – Colombia, cuya finalidad no es
otra que la de orar por la santificación de la juventud haciendo uso de las riquezas de la Tradición Romana (cf entrada "ESPECIFICACIONES PARA FORMAR PARTE DE LA F.I.J." del mes de marzo). Entre nuestras múltiples actividades priman: la oración semanal, las sesiones formativas, las obras de caridad, y, cuando los medios nos lo permiten, algunas salidas pedagógicas de integración.

Es por ello que, no haciendo acepción de personas, sino observando la labor realizada por dicha institución a nivel internacional, y, a nivel Colombia, hemos optado por solicitar a estos padres nos orienten y colaboren en el desarrollo de nuestras actividades, y aprovechamos para invitarlos a que nos contacten y nos ayuden a continuar con esta gran empresa que es la santificación de la juventud.

“Me basta que sean jóvenes para que de mi vida por ellos”
San Juan Bosco

1 comentario:

  1. Interesante el trabajo que presentan. Continúen adelante a pesar de las dificultades, pues en éstas se encuentra el sello de Dios.
    Fdo. El Bachiller del Naso

    ResponderEliminar

Agradecemos nos comuniques tus opiniones e inquietudes sobre este u otros temas de tu interés.